Bases de la vida afectiva: El consuelo, la ternura y la entrega.

Bases de la vida afectiva: El consuelo, la ternura y la entrega.

 

 

“Cuidar las relaciones no significa quedarte vacío o vacía, descuidarte, darlo todo o perder el propio centro. Cuidar las relaciones significa estar disponible, tener esa sensación de apertura interna que no siempre podemos experimentar porque a veces se nos cuela la desconfianza, el miedo, la inseguridad o el poder en la relación. Una disponibilidad que permite establecer relaciones con las otras y los otros que nos transforman, que transforman.”Laura Latorre Hernando, “El arte de relacionarte contigo”

 

ataques de ansiedad, autoestima, aceites esenciales, control de la ansiedad, crecimiento personal, cuántica, cuarzos, cursos, cursos crecimiento personal, cursos de psicología, emociones, eneagrama, espiritualidad, estrés laboral, inteligencia emocional, mediación de conflictos, meditación guiada, miedos, mindfulnnes, PNL, psicología cuántica, psicología transpersonal, aceites esenciales, Young Living, neurociencia, conciencia

Taller de Encuentro y de crecimiento personal donde trabajaremos los hilos que tejen la convivencia. Cuando ésta es sanadora y acoge el alma con su singularidad, o por el contrario cuando la convivencia nos convierte en mendigos de amor, cuando nos hace justificar lo evidente, cuando está exenta de cuidado, calidez y ternura. Hablaremos del sufrimiento en el seno de las relaciones y de los elementos que lo componen. Nos acercaremos al reconocimiento de la necesidad de ser dos y cómo debemos a la vez, ser quien somos en plenitud

Aspectos relevantes que se trabajarán en el taller:

• Las necesidades de relación
• Las creencias sobre los afectos
• La satisfacción o insatisfacción relacional
• El conflicto y la decepción vital
• El cuidado, la atención, la ternura, el mimo
• La entrega, la confianza.
• Coordenadas de la ética del cuidado para la convivencia

“El desafío de nuestro tiempo es buscar formas inéditas de convivencia. María Zambrano atribuía un vasto y profundo valor a la palabra ‘convivencia’, que no podía concebir fundada en la tolerancia, ‘palabra favorita en el léxico del hombre moderno’ que no indica comprensión ni capacidad de trato con el otro, sino ’simplemente el mantener a distancia respetuosamente, eso sí, aquello con lo cual se sabe tratar’.

‘Tolerancia’, leemos en una de las páginas más intensas de Delirio y destino, ‘no es suficiente’. Tolerarse es soportarse y, aunque es algo, no es creador ni caritativo. Convivir es más: es que las pasiones fundamentales, los anhelos, marchen de acuerdo. Es compartir el pan y la esperanza. Elena Laurenzi, “Una calma lúcida y gozosa”

El taller trabajará la ética del cuidado y la resiliencia.

El encuentro tendrá como objetivo restablecer el alma del daño emocional, de la decepción vital, de los procesos de duelo y separación. Hablaremos de la incertidumbre y del miedo a perder los afectos, al abandono, a la complicada tarea de volver a empezar tras un emo-trauma.

Abriremos un espacio de luz y conocimiento, de palabra y de atención a las necesidades invisibles que configuran nuestra afectividad, tantas veces ignoradas.

El curso se llevará a cabo los lunes de 17 a 18.30h

A partir del 9 de abril

para más información:

a Lugar: Casa Elizalde. Valencia, 302 08009-Barcelona

Matrículas: Tel 93 488 05 90

 

 

Facebook

Twitter

Google Plus

Boletín

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies